zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

domingo, 25 de abril de 2010

Llévame en tu espiral (por Lorenzo Oliván)

Quisiera perseguir lo que persigues,
ver las curvas del aire desde dentro
-el alma de qué piel-,
tocarlas como a un cuerpo que se forma
delante de mis propias manos ávidas
y dar salida al insistente ritmo
de la vida que brota
en sucesión
sin fin.
¿Persiste en este mundo
el aliento primero, el de su origen?
¿La inicial ebriedad de las esferas
se mira ahora en ebriedad de alcohol,
y de música humana
y de tabaco?
Sensual constelación
del humo acariciándose,
abstraído de sí,
fundido en son de jazz,
sé tú mi órbita.
Llévame en tu espiral, envuélveme
en tu armonioso anillo, álzame al ala
intacta, en que adivine
una nueva versión del paraíso,
abierto a un acuciante desear,
donde el soplo de dios vibra en un saxo
y alguien busca
y encuentra
tu amor
serpiente.

5 comentarios:

casa de citas dijo...

Las convicciones son más peligrosas enemigas de la verdad que las mentiras. (NIETZSCHE)

Cide Hamete Benengeli dijo...


No me digas que no beba,
no vaya a ser que otro día
quiera beber y no pueda
porque me falte alegría.

TóTUM REVOLúTUM dijo...


Estoy en condiciones de prever que, antes o después, pasará algo imprevisto.

Cide Hamete Benengeli dijo...

Desde que tú no me quieres,
más quiero a los animales.
Y el animal que más quiero
es el buitre carroñero.

Aldonza Lorenzo dijo...


La labranza no tiene acabanza.