zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

domingo, 13 de julio de 2014

Faro de mi alma (por Juan Ramón Jiménez)

Cuando te enciendes, faro de mi alma,
torre de ensueño,
y prendes en tu luz toda la vida
—este doble silencio, mar y playa—,
¡qué hermoso eres!

Luego, ¡qué triste
cuando estás apagado,
faro en el día, torre de ladrillo!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

El día del faro es la noche del alma.

Cide Hamete Benengeli dijo...

A la vera de un sordo
cantaba un mudo
y un ciego los miraba
sin disimulo.
Palmeaba un manco
y un cojo se arrancaba
a bailar fandangos.

hAiKu dijo...

Aquí me bajo.
Y el tren, indiferente,
sigue su ruta.

(ANDRÉS HURTADO)

hAiKu dijo...

Hay quienes tienen la sabiduría, y no la usan.

(CICERÓN)

ORáKULO dijo...


Los actos reprobables de un humano ensucian a toda la humanidad.

casa de citas dijo...


Al lado de la Estatua de la Libertad, debería haber una Estatua de la Responsabilidad.

(GALBRAITH)

hAiKu dijo...

Plaza Mayor.
Donde quemaban gente,
hoy sirven copas.

(CUQUI COVALEDA)

Círculo Cultural FARONI dijo...

Quien no tropieza no aprende a caminar.

(proverbio búlgaro)

ORáKULO dijo...


La grandeza de una persona puede medirse también por su capacidad para encajar y relativizar sus propios fracasos.

tERESA pANZA dijo...

Dios dijo hermanos, pero no primos.