zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 3 de julio de 2014

Sujetamos recuerdos (por Begoña Abad)


Mi madre no recuerda el nombre se su madre.
Ha olvidado el camino de regreso a la vida,
no sabe usar el peine, ni la cuchara,
se pone, casi siempre, la chaqueta al revés
y revuelve los cajones en su memoria,
pero siempre sonríe al escuchar mi nombre.

Mi madre no recuerda si tuvo algún amante,
si ha viajado muy lejos, si ha perdido algún tren,
dónde están sus anillos, si alguna vez fue guapa,
que le gustaba tanto el Chinchón y el café,
que las letras unidas tienen significado
y que el perro que amaba nos dejó ya hace un mes.

Mi madre me recuerda, sin amargura,
lo que yo he olvidado tan tontamente,
la oración de su abuela que me dormía
las canciones de cuna que me cantaba,
y unas romanzas moras que, en letanía,
desgrana mirando por la ventana.

Mi madre y yo sujetamos recuerdos olvidados
como podemos, a veces con dolor,
otras con risas, siempre con esperanza.

4 comentarios:

Anna dijo...

La memoria juega con nosotros. A menudo juegos inocentes, otras veces un juego cruel.

ORáKULO dijo...

Pelmazo es quien nos roba la soledad y no nos da la compañía.

casa de citas dijo...

No parecemos reparar en cómo se mancha la conciencia mientras nos quedamos quietos.

(ANA PÉREZ CAÑAMARES)

cajón desastre dijo...


Estoy desnudo hasta los huesos.

(ROETHKE)