zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

miércoles, 1 de julio de 2015

Y entonces cantó un gallo (por Saiz de Marco)

En el 2500 no son los hombres-máquinas propensos a emociones.
Aun así un hombre-máquina ha leído ese pasaje
en que en tres ocasiones Pedro niega haber sido amigo de Jesús.
Entonces canta un gallo y las lágrimas ruedan por la cara de Pedro.

“Y lloró amargamente”
(lo dice así el relato,
puede que “lloró” a secas no describiera bien).

Y aunque los hombres-máquinas son fríos y circunspectos,
al leer ese episodio se alteran o saturan sus conexiones híbridas.

Las veces que fue amado y no devolvió amor.

Las veces que no estuvo al nivel de sí mismo.

Las veces que fue infiel,
que engañó o traicionó.

Culpas y deslealtades del siglo 26...

No llora el hombre-máquina
(no tiene el cibercuerpo glándulas lacrimales)

pero algo se revuelve,
quiere ser derramado de esos visores que hay
en el hueco donde antes se insertaban los ojos.


6 comentarios:

Anónimo dijo...

Me recuerda un cuento de Chejov. A ver si luego lo localizo.

Anónimo dijo...

Se titula "El estudiante" y puede llerse aquí

http://www.ciudadseva.com/textos/cuentos/rus/chejov/el_estudiante.htm

hAiKu dijo...

Caminos brotan
(como ramas de árbol)
de otros caminos.

(RAFAEL BALDAYA)

Círculo Cultural FARONI dijo...

Aquél que lió el nudo, debe ahora desatarlo.

(proverbio argelino)

hAiKu dijo...

Nadie está en varios.
Cada cual se compone
de un solo alguien.

Dimes Y Diretes dijo...


Puño no será voz
y nunca lo será.

(RENÉ SEGURA)