zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 2 de septiembre de 2010

El bisonte (por Jorge Luis Borges)

Montañoso, abrumado, indescifrable,
rojo como la brasa que se apaga,
anda fornido y lento por la vaga
soledad de su páramo incansable.
El armado testuz levanta. En este
antiguo toro de durmiente ira,
veo a los hombres rojos del Oeste
y a los perdidos hombres de Altamira.
Luego pienso que ignora el tiempo humano,
cuyo espejo espectral es la memoria.
El tiempo no lo toca ni la historia
de su decurso, tan variable y vano.
Intemporal, innumerable, cero,
es el postrer bisonte y el primero.

5 comentarios:

Alifanfarón de la Trapobana dijo...

La pereza es la madre de todos los vicios. De acuerdo: Pero es una madre, y a una madre siempre hay que respetarla.

Cide Hamete Benengeli dijo...


La otra tarde en la plazuela
un borrico rebuznó,
y uno que le oyó decía:
ése canta como yo.

ORáKULO dijo...


A menudo las “sólidas convicciones” son un pretexto para no cuestionarse nada.

hAiKu dijo...

Noé, no olvides
meter también canguros
y ornitorrincos.

(CUQUI COVALEDA)

casa de citas dijo...


La contradicción nos hace verdaderos. La nocontradicción, tan solo coherentes.

(ANDER MAYORA)