zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

domingo, 19 de septiembre de 2010

Pero ya qué he de ser (por Eunice Odio)

Yo quisiera ser niña
para acoplar las nubes a distancia
(claudicadoras altas de la forma),
Para ir a la alegría por lo pequeño
y preguntar,
como quien no lo sabe,
el color de las hojas
¿Cómo era?
Para ignorar lo verde,
el verde mar,
La respuesta salobre del ocaso en retirada,
el tímido gotear de los luceros
en el muro vecino.
Ser niña
que cayera de pronto
dentro de un tren con ángeles,
que llegaban así, de vacaciones
a correr un poquito por las uvas,
o por nocturnos
fugados de otras noches
de geometrías más altas.
Pero ya, ¿qué he de ser?
Si me han nacido estos ojos tan grandes,
y esos rubios quereres de soslayo.
Cómo voy a ser ya
esa que quiero yo
niña de verdes,
niña vencida de contemplaciones,
cayendo de sí misma sonrosada,
… si me dolió muchísimo decir
para alcanzar de nuevo la palabra
que se iba,
escapada saeta de mi carne,
y me ha dolido mucho amar a trechos
impenitente y sola,
y hablar de cosas inacabadas,
tinas, cosas de niños,
de candor disimulado,
o de simples abejas,
enyugadas a rosarios tristes.
O estar llena de esos repentes
que me cambian el mundo a gran distancia.
Cómo voy a ser ya
niña en tumulto,
forma mudable y pura,
o simplemente, niña a la ligera,
divergente en colores
y apta para el adiós
a toda hora.

8 comentarios:

ORáKULO dijo...

Quien no añade nada a sus conocimientos, los disminuye.

ORáKULO dijo...

En medio de una gran alegría, no hagas promesas. O te arrepentirás.

En medio de un gran enojo, no hagas reproches. O también te arrepentirás.

Cide Hamete Benengeli dijo...

Andaré llorando
por tierras extrañas,
mi cuerpo rasgando
hasta las entrañas,
a todos mostrando
mis cuitas tamañas
y cómo me dañas.

hAiKu dijo...


Machado escribe
"Las moscas". Así pues,
de algo sirvieron.

(CUQUI COVALEDA)

ORáKULO dijo...

De equivocarte eres víctima. De no rectificar, eres culpable.

ORáKULO dijo...


Somos una contracción de contradicciones.

Dimes Y Diretes dijo...

Dios me perdonará. Es su trabajo.

(HEINE)

Cide Hamete Benengeli dijo...


Yo no sé qué tienen, madre,
las flores del camposanto,
que cuando las mueve el viento
parece que están llorando.