zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 2 de agosto de 2011

Sin entender comprendo (por Octavio Paz)

Soy hombre: duro poco
y es enorme la noche.
Pero miro hacia arriba:
las estrellas escriben.
Sin entender comprendo:
también soy escritura
y en este mismo instante
alguien me deletrea.

9 comentarios:

Arantxa dijo...

Alguien nos entiende, interpreta, lee y conoce mejor que nosotros. Asi como nosotros sabemos de las hormigas mAs de lo que ellas saben de sÌ mismas. Inquietante pero muy posible. Al menos nosotros podemos plantearnoslo. Las hormigas no.

Esceptiquín dijo...

Las hormigas vienen a saber más que nosotros, porque no tienen curas en los hormigueros que les amenacen -desde la larva- con el Gran Ojo escrutador.
Lo que nosotros sabemos que no saben las hormigas no es más que una montaña de embustes: los de los sentidos, los de la mente, los de la curia...

PD.- Mando desde aquí un saludo ferviente de bienvenida a don Benedicto(dorsal dieciseis). Él sí que sabe.

Cide Hamete Benengeli dijo...

No serás tú el único hombre
ni yo la única mujer
que se quieren y se olvidan
y se vuelven a querer.

LA PHRASE LAPIDARIA dijo...

No hay peor ignorante que aquél que ignora su propia ignorancia.

No hay cosa peor que la ignorancia en acción.

ORáKULO dijo...

La guerra vuelve a los niños hombres y a los hombres niños.

Aldonza Lorenzo dijo...

Quien bien quiere a Beltrán, bien quiere a su can.

casa de citas dijo...


Tener ideología es no tener ideas. Éstas no son como las cerezas, sino que vienen sueltas, hasta el punto de que una misma persona puede juntar varias que se hallan en conflicto unas con otras. Las ideologías son, en cambio, como paquetes de ideas preestablecidos, conjuntos de tics fisionómicamente coherentes, como rasgos clasificatorios que se copertenecen en una taxonomía o tipología personal socialmente congelada.

(SÁNCHEZ FERLOSIO)

Círculo Cultural FARONI dijo...


El huevo ajeno nos parece que tiene dos yemas.

(proverbio búlgaro)

tERESA pANZA dijo...


Hombre terco, hombre necio.