zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

miércoles, 3 de agosto de 2011

Un tren que acaso vuelve (por Luis Rosales)

La tarde va a morir; en los caminos
se ciega triste o se detiene un aire
bajo y sin luz. Entre las ramas altas,
mortal, casi vibrante,
queda el último sol. La tierra huele.
Empieza a oler. Las aves
van rompiendo un espejo con su vuelo.
La sombra es el silencio de la tarde.
Te he sentido llorar: no sé a quién lloras.
Hay un humo distante,
un tren que acaso vuelve, mientras dices:
Soy tu propio dolor, déjame amarte.

11 comentarios:

ricardo reis dijo...

Un dolor que nos ama..., un amor generalmente no correspondido.

Margura dijo...

Sí: van a matar a Federico.

Mira quién habla dijo...

Así como el árbol se fertiliza con sus hojas secas que se le caen, el hombre se engrandece con todas sus esperanzas destruidas y con todos sus amores deshechos.


(WILLIAM ROBERTSON)

LA PHRASE LAPIDARIA dijo...

No hay regla sin excepción, ni siquiera ésta.

tERESA pANZA dijo...

Poco a poco, hila la vieja el copo.

RAMÓN y sus greguerías dijo...

El pelícano no es un pájaro, sino una caricatura de pájaro.

ORáKULO dijo...

La paciencia es una clase de lealtad.

Cide Hamete Benengeli dijo...

No digas en este mundo
"de este agua no beberé"
pues no sabes hasta dónde
puede apretarte la sed.

ORáKULO dijo...

Nada es más peligroso que la ignorancia en acción.

Aldonza Lorenzo dijo...

Tiene ventura quien la procura.

Círculo Cultural FARONI dijo...

Que la vaca sea negra no le impide dar leche blanca.

(proverbio de Bangladesh)