zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 29 de noviembre de 2012

Media hora (por Konstantinos Kavafis)


Ni te he poseído ni te poseeré
nunca, creo. Unas pocas palabras, un acercamiento
como en el bar anteayer, y nada más.
Es triste, no lo niego. Pero nosotros los artistas,
a veces, con el poder de la mente, y, claro está, sólo
por pocos minutos, creamos un placer
que casi parece real.
Así, en el bar anteayer –ayudado, además,
tan misericordiosamente por el alcohol-
pasé media hora totalmente erótica.
Y me parece que lo comprendiste
y te quedaste un rato más a propósito.
Y eso era muy necesario. Porque,
a pesar de toda mi imaginación y de la magia del vino,
me era preciso ver tus labios,
me era preciso tener tu cuerpo junto a mí.

7 comentarios:

Tragikomedia dijo...

No me gusta la palabra "poseer" en esa acepción. No creo que el amor ni el erotismo, y ni siquiera el sexo desprovisto de cualquier otra consideración, equivalga a poseer (apropiarse, dominar...) a nadie. Yo al menos cuando tengo esa experiencia no la asocio, de ninguna manera, con la posesión ni el dominio del otro. Y espero que mi compañero tampoco lo experimente así.

Salvo eso, y sin ser de los mejores de kavafis, no está mal el poema.

Anónimo dijo...

Nunca he poseído a mis parejas. Si acaso, nos hemos poseído e intercambiado mutua y recíprocamente.

Anónimo dijo...

El no habla de pareja Es una situación que suele pasar y un poema muy bueno , nada cargante y ponerle peros a este poema me parece cuando menos de ........

Anónimo dijo...

Ok

Anónimo dijo...

Es un poema hermoso... nos habla del deseo oculto hacia otra persona que sabes que jamás te deseará a ti. Quién no ha sentido esa belleza tan cerca y tan inalcanzable, y por un momento te has dejado llevar sintiendo que estaba allí contigo porque te amaba

Anónimo dijo...

Es un poema muy intimo y bello, no se trata de un manualito de cómo amar; no, la poesía no se reduce a pildoras de autoayuda.

casa de citas dijo...

La verdadera ignorancia no es carecer de conocimientos, sino negarse a adquirirlos.

(POPPER)