zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 3 de enero de 2014

Nada de cuanto vengas a llevarte (por Andrés Trapiello)


Hubo primero extremos movimientos

de tropas en el cielo.

Legiones apretadas de vencejos

y ansiosas golondrinas parecían,

entre gritos de júbilo, estar

preparando su anábasis.

De ayer a hoy el aire

se vació de vuelos. Qué extraña

su partida. El silencio que han dejado

cubre los negros árboles y montes

como cubren de sábanas los muebles,

fantasmales y blancas, de un palacio.

Incluso se diría que los últimos

en partir se olvidaron de cerrar

la puerta de los campos,

y ruedan por el suelo, como papeles rotos

en un final de fiesta, desoladas

hojas secas y abrojos.

Siguen sin cosechar algunas uvas

maduras en la parra y el perfume

opulento del nardo

se pierde entre las zarzas. Lo llamamos

otoño. Alguien aquí

tenía que quedarse y rendir cuentas

de momentos tan frágiles,

alquien también que cuando llegue el día

de salir al encuentro del invierno

y rendirle la plaza de la vida,

le diga con voz firme:

“Nada de cuanto vengas a llevarte

es en verdad valioso;

la alegría la dimos a los pájaros,

y está a salvo”.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Anábasis es un término de origen griego que significa "subida, expedición hacia el interior" y alude a tres obras literarias:
Anábasis de Jenofonte, sobre una expedición de Ciro el Joven y
Anábasis de Alejandro Magno, escrita por Flavio Arriano, narra la vida de Alejandro Magno y
Anábasis, escrita por Saint-John Perse.

(Fuente: wiki.)

Anónimo dijo...

Está bien pero se parece bastante a Juan Ramón Jimenez y eso puede resultar un tanto pretencioso , el uso de Anábasis es un cultismo que no va con la sencillez del poema . Sin el pero seria muy bueno .

casa de citas dijo...

El perdón también es una forma de vanidad.

(BORGES)