zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 11 de enero de 2019

Cloto (por Silvia Guerra)


Afuera, en el cóncavo espejo que es Ahora
un fino-entretejido se suspende: alguien
habla de dos, otros de cifras que son inmensas cantidades.
La ascendencia se pierde en estratos
que no tienen demasiada importancia.
Se nombran los caminos los pazos los pequeños jilgueros,
Se camina sonriendo por la empinada cuesta
con las botas sucias del barro del camino.
Se llenan los carrillos los rojos los sonrientes
de un aire
que ahí arriba se dice que es purísimo.
Y se habla de la guerra. Del color de la guerra.
Y aparecen los muertos, en fila, con el plato vacío
me preguntan algo que no entiendo, no entiendo qué me dicen
no entiendo qué hago ahí, por qué me siguen.
Y no sé qué hacer, y ellos tampoco.



3 comentarios:

Isidoro Capdepón dijo...

Para entender bien el poema resulta necesario decir que en la mitología griega Cloto es la más joven de las tres Moiras, hijas de Zeus y Temis que presidían el destino del hombre.

Su posición era la primera de los Tres Destinos, pues era Cloto quien hilaba las hebras de la vida con su rueca.

También tomaba decisiones importantes, como cuándo nacía una persona, controlando por tanto las vidas de las personas. Este poder le permitía no sólo elegir quién nacía sino también decidir cuándo los dioses y los mortales debían salvarse o morir. Por ejemplo, cuando Pélope fue asesinado y cocido por su padre, fue Cloto quien le resucitó.

C C dijo...

Isi, ¡ empollón!

Anónimo dijo...

Pues la verdad, un poema que para entenderlo se necesita conocimiento de mitomogía grecorromana o en su defecto búsquedas en wikipedia, no me parece un gran poema.