zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 24 de junio de 2010

Ese "No" (por Konstantinos Kavafis)

A ciertas personas llega un día
en que deben decir el gran Sí o el gran No.
Pronto aparece quien dentro lleva
presto el Sí, y diciéndolo prosigue
adelante en su honor y propia convicción.
Quien dijo No, no se arrepiente. Si de nuevo le preguntasen,
diría No otra vez. Pero ese No -legítimo-
lo avasalla para toda su vida.

12 comentarios:

Cide Hamete Benengeli dijo...

Bien me lo decía mi madre:
que cabra que tira al monte
no hay cabrero que la pare.

Uy lo que ha dicho ! dijo...

Soy novelista de profesión. Es, en mi opinión, un oficio inofensivo, aunque no en todas partes se considera respetable. Los novelistas ponen palabras groseras en boca de sus personajes y los muestran fornicando o yendo al baño. Además, no es un oficio útil, como el de carpintero o pastelero. El novelista ayuda al lector a pasar el tiempo entre una acción útil y otra, contribuye a llenar los huecos que se producen en el tejido serio de la vida. Es un mero animador, una especie de payaso. Hace imitaciones, gestos grotescos, es cómico o patético y, a veces, ambas cosas, hace malabarismos con las palabras como si fueran pelotas de colores.

Su uso de las palabras no debe tomarse demasiado en serio. El presidente de Estados Unidos emplea palabras, el médico, el mecánico de un taller, el general y el filósofo emplean palabras, y esas palabras parecen tener una relación con el mundo real, un mundo en el que hay que crear impuestos y luego hay que eludirlos, los coches deben funcionar, hay que curar las enfermedades, concebir grandes ideas y librar batallas decisivas. Ningún creador de argumentos y personajes, por excelente que sea, está considerado como un pensador serio, ni siquiera Shakespeare. Es difícil saber qué piensa en realidad el escritor creativo, qué se oculta detrás de sus escenas y sus personajes. Y cuando los personajes empiezan a pensar y a expresar sus ideas, no siempre hay por qué considerar que son las del escritor. Macbeth piensa una cosa y Macduff otra totalmente contraria; las ideas del rey no son las de Hamlet. Hasta el autor de tragedias es un payaso, que toca una triste melodía en un trombón apoyado. Pero de pronto se pasa ese sentimiento trágico y entonces se convierte en bufón que da piruetas y camina sobre las manos. Al que no hay que tomar en serio.

(ANTHONY BURGESS)

Círculo Cultural FARONI dijo...

El conocimiento no hace desaparecer las dudas, sólo sustituye unas por otras.

(ASIMOV)

tERESA pANZA dijo...


Cuantas más mentiras cuento, menos parece que miento.

Cide Hamete Benengeli dijo...


Con el tiempo tú sabrás
todo lo que vale el tiempo.
Lo malo es que entonces ya
de nada sirve saberlo.

Dimes Y Diretes dijo...


No es hombre de bien aquél de quien no maldice algún bribón.

(TAMAYO)

Cide Hamete Benengeli dijo...


Cuando pasas por mi calle
las piedras que vas pisando
adrede las voy volteando
pa' que no las pise nadie.

TóTUM REVOLùTUM dijo...

Que sepas lo que es una cosa no implica que sepas definirla.

hAiKu dijo...

Piojos, chinches:
Nada os sabe más rico
que nuestra sangre.

(RAFAEL BALDAYA)

casa de citas dijo...



Un ser humano es parte de lo que nosotros llamamos universo, una parte limitada en el tiempo y espacio, que experimenta consigo mismo sus pensamientos, sus sentimientos como algo separado del resto... Un tipo de ilusión óptica de su conciencia. Esta ilusión es una especie de prisión para nosotros, la cual nos restringe a nuestros deseos personales y afecto a algunas personas cercanas a nosotros. Nuestra tarea debe se liberarnos de esta prisión por medio de la ampliación de nuestro círculo de compasión, de abrazar toda criatura viviente y toda la belleza de la naturaleza.


(EINSTEIN)

casa de citas dijo...


Cuando en el mundo aparece un verdadero genio, puede identificársele por este signo: todos los necios se conjuran contra él.

(SWIFT)

Dimes Y Diretes dijo...

Muchas veces la gente no haría individualmente lo que sí está dispuesta a hacer colectivamente.

(PARETO)