zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 29 de junio de 2010

Hay una soledad (por Emily Dickinson)

Hay una soledad del mar,
una soledad del espacio,
una soledad de la muerte.
Y no obstante parecen compañía
comparadas con ésa más profunda
intimidad polar,
infinitud finita:
la del alma consigo misma.

10 comentarios:

LA PHRASE LAPIDARIA dijo...

La experiencia nos enseña a golpes.

casa de citas dijo...

Las Tres leyes de la robótica:

1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.

2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.

3. Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera ni con la Segunda Ley.

(ASIMOV)

tERESA pANZA dijo...

Agua caliente, salud para el vientre.

Cide Hamete Benengeli dijo...


La ciruela y la mujer
tienen una misma falta:
Si no las coges a tiempo,
ciruela y mujer se pasan.

Aldonza Lorenzo dijo...


Si no hace viento, no hace mal tiempo.

Cide Hamete Benengeli dijo...


No murmures de nadie
aunque mal vieres.
Date una vuelta y mira
lo que tú eres.

ORáKULO dijo...


Crear es dar forma a lo que no tenía.

Cide Hamete Benengeli dijo...


Manojito de alfileres
me parecen tus pestañas,
que cada vez que las mueves
me las clavas en el alma.

tERESA pANZA dijo...

Cliente mentido, cliente perdido.

Pajarraca dijo...

El hombre no se pasa no?vaya...