zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

miércoles, 17 de octubre de 2012

Nuestros llantos confundidos (por Juan Ramón Jiménez)


Bebimos, en la sombra,
nuestro llantos
confundidos...

Yo no supe cuál era
el tuyo.

¿Supiste tú cuál era el mío?


7 comentarios:

F. dijo...

En la cola del paro no se hacen esas confidencias, Juanra. Es tan larga esta serpiente que, al llegar al cuarto de las escobas y de los contadores del agua, ha combado el lomo y ha introducido una espira dentro de él. Y es en esta penumbra, Juanra, en la que nuestros llantos se confunden. No te importe si es mi lagrimal o el tuyo el grifo del que bebes..., compañero de pesares.
Y saca el pie de ese cubo con fregona, que huele a lejía y te va a quemar los bajos del pantalón.

C dijo...

Mucho

Aldonza Lorenzo dijo...

Errando y errando, se va acertando.

ORáKULO dijo...

La verdadera elocuencia consiste en decir todo lo necesario, y nada más que lo necesario.

Mira quién habla dijo...


Siendo libre, no hay para el hombre preocupación más constante que la de buscar ante quién inclinarse.

(DOSTOIEVSKI)

Cide Hamete Benengeli dijo...


Al cementerio no voy
porque me da mucha pena,
porque tengo allí enterrados
los ojos de mi morena.

tERESA pANZA dijo...


Buen porte y buenos modales abren puertas principales.