zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

lunes, 3 de marzo de 2014

Por un instante (por Inma Luna)


Me asomo a la baranda
y desde allí
con un sol tan benévolo que parece una tregua,
veo cómo pasean los hombres y mujeres,
veo cómo se besan,
se cogen de la mano
y juegan con sus hijos en la arena,
les enseñan los colores del mar,
el olor que remolcan las olas
y, por un instante,
todo parece tan sencillo...
Como si vivir tan sólo consistiese
en amar y enseñarnos
lo hermoso que puede ser el mundo.

11 comentarios:

Tragikomedia dijo...

La vida podría y debería ser bonita. El mundo podría y debería ser bonito. Nosotros, todos juntos (como puestos de acuerdo), lo hacemos sucio y feo. Nosotros, como si nos hubiéramos confabulado "para tan noble propósito", lo afeamos y ensuciamos.

F. dijo...

Del poema de Inma Luna no se deduce un mundo tan hosco como el que nos pintas, Tragi. Yo hago lo que puedo por no embarrarme los zapatos en los charcos; no empujo a los viejos lentos fuera de la acera y si veo un escarabajo pateando cara al cielo me tomo la molestia de ponerlo boca abajo, cara abajo.

DH dijo...

Por terciar en el debate. Es verdad que hay un fondo bueno en la mayoría de los humanos, cierto, pero por razones que no llegamos a entender bien, el resultado es el que es. Podríamos vivir todos los humanos sin pasar hambre ni necesidades básicas, y sin embargo el caso real es que más de media población planetaria vive sumida en la pobreza, la hambruna y las privaciones básicas. Eso por no hablar de las guerras, una tras otra con una lógica de repetición aplastante. La próxima, al parecer, en Ucrania/Crimea. ¿Y quién tiene la culpa de todo esto? No un "fatum" exterior, no una divinidad ni un genio diabólico residente en el Averno, sino nosotros: los hombres y mujeres de este planeta.

F. dijo...

Sí, pero unos pocos doblegan multitudes; la maldad de una casta ha ensangrentado siempre los campos de labranza, acuchillando a los siervos de la gleba. La conjunción de unos plutócratas con unos señores de la guerra hizo posible hecatombes mundiales con docenas de millones de muertos y mutilados.
¿Fueron culpables de esas sangrías los siervos famélicos, o los mujics rusos o el laborioso pueblo alemán, o...?
Unos pocos, una ridícula minoría viene decidiendo -desde que empezó la Historia- sobre la vida y la hacienda de la Humanidad entera.
NOSOTROS no tenemos la culpa, ellos, sí.

Aitor Suárez dijo...

Esta vez, señor F, no puedo sino suscribir, letra por letra y punto por punto, lo que ha dejado escrito.

J.J. Cartagena dijo...

es un poema de lo cotidiano, una mirada inscrita en un determinado momento del día en un lugar cualquiera. Versos sencillos, pero que no dejan de ser bellos para expresar algo tan simple de la vida y el ser humano.
Ahora, los comentarios anteriores a este...de que hablan?? es un tema personal??? porque no hablan del poema en sí...

indecible dijo...

A cada uno el poema le sugiere una cosa, entra dentro de lo lógico. Fíjate el pasaje que dice

"Como si vivir tan sólo consistiese
en amar y enseñarnos
lo hermoso que puede ser el mundo".

Y piensa en ese "TAN SÓLO", que para mí es la clave del poema. (O sea, que vivir no consiste TAN SÓLO en eso, y es pena). Tú lo ves como un poema costumbrista que refiere o describe un momento plácido del día, y ahí se queda. Sin embargo, a mí me dice otra cosa: que por desgracia la vida no es TAN SÓLO eso. Pero ya digo, para cada uno un poema puede decir cosas distintas.

F. dijo...

Jota Jota Cartagena: ¿acaso eres el guardián de tu hermano?
Y cuida de tus tildes y de tus porqués.

casa de citas dijo...

porque al fin he aprendido que los sueños
son igual que las alas de un insecto
y al tocarlos el hombre, se deshacen

(VICENTE GALLEGO)

TóTUM REVOLúTUM dijo...


Lo normal es que, antes o después, pase algo anormal.

Cide Hamete Benengeli dijo...


Arrímate a mi querer
como las salamanquesas
se arriman a la pared.