zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 6 de mayo de 2011

Inextinguibles ojos (por Marcel Proust)

Constelad por siempre el cielo de mi memoria,
inextinguibles ojos de aquéllas que amé.
Soñad como los muertos, fulgid como aureolas.
Como una noche de mayo brillará mi corazón.

4 comentarios:

Sandra Suárez dijo...

Algunas cosas se nos quedaron grabadas en el recuerdo para siempre; y aunque no las consideremos las más importantes de nuestra vida, el caso es que ahí siguen, grabadas a fuego en nuestras neuronas, mientras que otras, aparentemente más importantes o influyentes, las hemos olvidado. La capacidad de recordar no cumple órdenes, archiva y borra lo que le da la gana. Nadie manda del todo en su propia memoria.

ORáKULO dijo...

Un servicio para pobres acaba siendo un pobre servicio.

TóTUM REVOLúTUM dijo...



Un exceso de funciones es disfuncional.

casa de citas dijo...


Todas las ruinas son sagradas porque alguien un día las llamó hogar.

(ANA PÉREZ CAÑAMARES)