zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

sábado, 21 de noviembre de 2015

Las paredes (por Lidija Dimkowska)


Las paredes duelen desde los tapices gobelinos de mi madre.
La niña de pequeño sombrero, la Mujer Pirata, Dirty Jean,
e incluso más desde las fotografías colgadas junto a ellas,
la de la boda de mi hermana, la de la recepción donde el Presidente.
Hoy han colgado mi diploma de un clavo
y se abrirá campo para algunas Medallas de Trabajo, también.
Mañana deberemos pegar el calendario ortodoxo
junto a aquel que supuestamente cuenta un tiempo diferente.
Quienes sea que vengan dejan señales de sí mismos,
fijan pequeños cuadros y ganchos de plástico,
y cuelgan sus sombras alrededor del reloj de pared
en clavos recién martillados.
Tuve que sostener las paredes con mi vida hasta el amanecer
cuando los albañiles vinieron a reconstruirlas de nuevo.
Las paredes se durmieron, yo ya había muerto.
No las despiertes con martillos, ruego no las despierten,
déjenlas desnudas, y yo a solas con ellas, y yo a solas con ellas.


5 comentarios:

Anónimo dijo...

Todo en las paredes y entre las cuatro paredes cardinales.

Indecible dijo...

Tiraron mi casa y ahora no existen aquellas paredes, ni siquiera aquel techo.

Anacanta dijo...

Nada es para siempre, pero algunas cosas tardan mas en derruirse.
Hay paredes sin embargo que mueren de un disparo en la nuca.
No podemos siquiera confiar en la memoria.
Solo el pasado permanece.

ORáKULO dijo...

El más rico es aquél cuyos placeres son los más baratos.

Círculo Cultural FARONI dijo...



Porque Adán comió la manzana, aún nos duelen los dientes.




(proverbio húngaro)