zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 4 de diciembre de 2015

Muerte (por Rainer Maria Rilke)


Ven tú, tú la última, a quien concedo la palabra,

insoportable dolor por todo este entramado del cuerpo:

como yo, en mi espíritu ardiste, mira, ahora ardo en ti:

madera que resistió durante tanto tiempo las anticipadas llamas

donde continuaste ensanchándote, ahora soy nutritivo

y ardo en ti.


Mi dulzura y suavidad pasan a través de tu furia despiadada,

se han convertido en un rabioso infierno que no es de aquí.

Totalmente puro, absolutamente libre de futuro planificado,
he preparado

el enmarañado funeral, hoguera construida para mi sufrimiento,

tan seguro de no comprar nada más para futuras necesidades

mientras en mi corazón las amontonadas reservas guardan silencio.


¿Sigo siendo yo, el que sobrepasó cada consagrada quemadura?

De las memorias, creo, no me aprovecho y las llevo dentro.

¡Oh vida!, ¡oh vivir!, ¡oh estar fuera!

Y yo en llamas. Y nadie aquí que me conozca.


4 comentarios:

Gregor Samsa dijo...

Intento de mirar la muerte de frente, cosa que casi nadie consigue.

Pablo M dijo...

Es curioso p

Pablo M dijo...

Decía que es curioso porque en ese barrio ya estuvimos.

ORáKULO dijo...


El ingenio para hablar es importante, pero más importante es el tacto para callar.