zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

lunes, 21 de agosto de 2017

Árboles (por Tomás Sánchez Santiago)



Todo se lo dejan hacer: nidos arriba, manchas torcidas y

tachaduras sobre los nombres aborrecidos.

Pasión silenciosa la de los árboles.

Y hay un ritmo interior que desentona el juego ciego de las

elaboraciones:

hojas, frutos, vainas, flores.

Y, luego, no se defienden nada. Se entregan a las usurpaciones

como animales quietos.

¡Y mira que nada consiga defraudarlos…!

Caen sobre su entereza manos, dientes, picos, frío. Y no hay

idioma en ellos que delate el dolor de los arrancamientos. Nadie,

nadie sabe a qué suena la voz pasiva de los árboles.


1 comentario:

Pablo M dijo...

Todas las cosas del mundo pueden llegar a ser feas, salvo los árboles. Son demasiado importantes y valiosos para no parecernos hermosos. ¿Alguien vio alguna vez un árbol feo?