zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 9 de febrero de 2016

Menos aquella hora (por Miguel d´ Ors)


Amando, Amandiño, que eras de Corredoira,
cómo vuelve esta noche, con qué mágica luz,
aquel baño silvestre, y nuestras cabriolas
desnudas por el prado salpicado de bostas,
y aquella canción tuya, amigo agreste, bucanero de siete años
-«Ay, ay, ay, bendito es el borracho»-,
bajando por las hondas carballeiras
desmedida, insistente y en pelotas.
De aquel verano todo se ha perdido
menos aquella hora
maravillosamente sediciosa.

Después
tú te quedaste por tu mundo, libre de calendarios;
yo me adentré en el olor intacto de los nuevos libros.
De ellos salía el camino que -cursos, gentes ciudades-
me ha traído hasta esto.

Y ahora que contemplo mi vida
y me vienen ganas de darle una limosna,
les pregunto a los años
qué habrá sido de ti, Amandiño, amigo de un verano;
qué habrá sido de mí.

4 comentarios:

casa de citas dijo...

No se ha podido explorar una lengua balbuciente o una prelengua.

(SÁNCHEZ FERLOSIO)

ORáKULO dijo...

El sentido del humor es el que nos permite sobrellevar los otros cinco.

Cide Hamete Benengeli dijo...


Si yo misma no me entiendo,
¿quién me va a entender a mí?,
que digo que no te quiero
y estoy muriendo por ti.

hAiKu dijo...

Vi cirros, cúmulos,
vi incluso algún estrato
con forma tuya.

(RAFAEL BALDAYA)