zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

miércoles, 14 de septiembre de 2016

A veces (por Ana Cecilia Blum)


Esa mañana, cuando la luz se metía

entre las bancas, a través de los álamos

en el parquecito de Santa Fe

frente a la Basílica de San Francisco,

el jubilado me dijo

que a veces uno no desea morir

-sólo a veces-.


Cuando el esqueleto se despierta sin quejas

y en la terraza el sol entiende la piel de la vejez.


Cuando el menú del día está sabroso,

la pensión llega a tiempo, completa,

y la casa no insiste en caerse a pedazos.


Cuando la memoria recuerda solamente lo bueno, lo bueno;

los hijos vienen de visita,

los nietos cuelgan de la alegría, abren la nevera

y se comen hasta la soledad.


Cuando uno reposa contento, encantado

en las tintas de un buen libro,

o en los andamios de una gran película,

y entonces no hay apuro para encontrarse con Dios.


Cuando el día está bonito, sí, bonito

y no importa si el gobierno entero se va al carajo.


Eso, me dijo el jubilado,

en el parquecito de Santa Fe

frente a la Basílica de San Francisco,

que a veces uno no desea morir

-sólo a veces-.


4 comentarios:

TóTUM REVOLùTUM dijo...

Un día hemos de morir. Sí, pero el resto de los días no.

casa de citas dijo...

Nada en este mundo es digno de burla.

(MACHADO)

hAiKu dijo...

Nunca dispara
el Cid Campeador
una escopeta.

(CUQUI COVALEDA)

Trini Reina dijo...

Por supuesto que me gusta el poema. Y, sin duda merece estar aquí

Saludos