zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

sábado, 25 de marzo de 2017

Entre los dos (por Roberto Juarroz)



La insana condición

de no poder pensar juntos,

de no poder pensar en común,

de no poder concebir entre los dos un pensamiento,

nos separa sin remedio.


Por eso la tentación mayor

de dos seres que se aproximan

es fundar un nuevo dios,

un dios que se comprenda a sí mismo

y corrija este error,

este trauma fatal

de los dioses partidos.



4 comentarios:

Pablo M dijo...

2 es el verdadero número mágico de la naturaleza. El mínimo para excluir la soledad solitaria, la unicidad única del in-dividuo in-divisible. El número de la reproducción - replicación de la especie sexuada. No hay descendencia de 3 ni de 4..., sólo de dos: el número de la pareja y de la paradoja. Pues 1 + 1 = 3.

Círculo Cultural FARONI dijo...

La mitad de la alegría reside en hablar de ella.

(proverbio persa)

Cide Hamete Benengeli dijo...

El amor en ocasiones
es igual que el carnaval.
Dura poco y sin embargo
no se lo puede olvidar.

Fred dijo...

De amor murió Cuasimodo de.... Bueno , Cide, te regalo este cuentito que tiene su miga. Saludos.

NOTRE DAME
Se llama Esmeralda y está sentada encima de una tecla dactilográfica de "François" de Notre Dame. Arriba, agarrado a una nervadura del rosetón occidental, Cuasimodo cuelga -con la chepa para abajo- como un perezoso orinoqués.
Un hilo de baba se cuela por la boca de un bordón y del ojo legañoso brotan lágrimas incontenibles. Se suelta y en su caída acierta a asir el liguero de Esmeralda, que se distiende horriblemente hasta romperse en un latigazo que restalla en bóvedas y triforios.
Ahora Cuasimodo yace muerto sobre las losas de la nave mayor, con un palmo de cinta elástica introducido en la garganta.
En su caída ha aplastado al conde de Montflorit, que venía por su bula.
Arriba, Esmeralda se tienta los muslos y llora un poco.