zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

sábado, 3 de marzo de 2018

En tu pequeño cráneo (por Saiz de Marco)


No cuentas hasta diez;
ni aun atisbas que tienes dos riñones;
jamás aprenderías a tocar la guitarra;
no sabes leer un texto;
careces de sintaxis:
todo lo más emites unos pocos sonidos sin articulación;
ignoras la noción de continente;
desconoces que la Tierra da vueltas
(de hecho, no sabes qué es el Tierra);
tu yo no reconoces delante del espejo;
no puedes escribir;
pero bajo tu pelo y en tu pequeño cráneo
guardas un recoveco para el amor.


4 comentarios:

Pablo M dijo...

Los perros y los ángeles no están muy lejos.

Anónimo dijo...

El amor es como el hambre y la sed.

ORáKULO dijo...

No todas las cuestiones que la inteligencia se plantea pueden ser resueltas por la inteligencia.

Fuego de palabras dijo...

El goce amenaza al deseo y es normal que el deseo pueda odiar el goce, pueda experimentar una total aversión frente a la detumescencia...



El deseo es lo contrario del hastío, del agotamiento, de la saciedad, del adormecimiento, del asco, de la flaccidez, de la amorpheia...



La novela erótica o la pintura pornográfica no intentan en ningún caso hacer gozar, sino hacer desear.



(QUIGNARD)