zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

lunes, 19 de marzo de 2018

Mientras recuerdo las pálidas lagunas (por Ernesto Sábato)



Salude al Respetable Público.

Así,

muy bien,

tenga su terrón de azúcar.

Hop, hop!

Damas y Caballeros,

estrictamente para familias,

poderoso león de la selva: sueñas,

dócilmente ejecutas piruetas

preestablecidas

con leve y tierna y secreta ironía.

Pobres, al fin de cuentas,

hay chicos que me quieren,

así, una vueltita, salto al aro uno dos hop!

excelente

y sueño con la selva

en sus crepúsculos antiguos

mientras distraídamente hago las pruebas

correcta y buenamente salto por el aro en llamas

me ponen sobre una silla

rujo abstraído

mientras recuerdo las pálidas lagunas

en las praderas

a las que un día he de volver

ya para siempre

(lo sé, lo creo, lo necesito)

devorando a un domador

a título simbólico

como adecuada despedida

en un acto de locura

dicen los diarios

inesperadamente su cabeza desapareció entre las fauces

chorreando sangre qué horror!

cundió el pánico

mientras por el momento

sueño

con aquella patria violenta pero candorosa

el orgulloso principado

las ceremonias del huracán y de la muerte

prófugo de la vergüenza

desnacido de la suciedad de cerdo

a la castidad del pájaro y la lluvia

a la altiva soledad.

Pasen, Damas y Caballeros,

esta fiera está amaestrada

espectáculo rigurosamente para familias

aquí lo pueden ver, hop!

salude al Respetable Público

mientras medito en la selva dura pero bella,

en sus noches de luna

en mi madre.



4 comentarios:

Pablo M dijo...

¿Qué habrá en la cabecita del cautivo león? Nunca lo sabremos.

casa de citas dijo...

No hay nada nuevo bajo el sol, pero ¡cuántas cosas viejas hay que no conocemos!



(BIERCE)

Lloviendo amares dijo...

En la hora desnuda



sólo eso



un segundo de luz y paraíso





de aquellos que la amaron



sabe los rostros mudos y su temblor de ala



todos



juntos



abran el cofre y vea ella



esos diamantes escondidos





libres



al fin del cepo las palabras



que mansamente caigan esos copos



de nieve





sin red



en un segundo blanco



sobre el regazo de su mirada cobijados



de par en par



las dos puertas abiertas



sólo



un paso





decir adiós así





que el saco no se cierre



sin librarle a la voz de sus cadenas



tacto



y aire





encuentre allí esa voz



sus zapatos perdidos





al fin cerrado el círculo del mundo





en la hora desnuda



sólo



eso



un segundo de luz



y paraíso



(ESPERANZA ORTEGA)

TóTUM REVOLùTUM dijo...

El objeto del arte es quitar el polvo a la vida diaria de nuestras almas.

(PICASSO)