zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 18 de julio de 2013

Hay un desconocido que me habita (por Gabriel Celaya)

¡Qué extraño es verme aquí sentado,
y cerrar los ojos, y abrirlos, y mirar,
y oír como una lejana catarata que la vida se derrumba,
y cerrar los ojos, y abrirlos, y mirar!

¡Qué extraño es verme aquí sentado!
¡Qué extraño verme como una planta que respira,
y sentir en el pecho un pájaro encerrado,
y un denso empuje que se abre paso difícilmente por mis venas!

¡Qué extraño es verme aquí sentado,
y agarrarme una mano con la otra,
y tocarme, y sonreír, y decir en voz alta
mi propio nombre tan falto de sentido!

¡Oh, qué extraño, qué horriblemente extraño!
La sorpresa hace mudo mi espanto.
Hay un desconocido que me habita
y habla como si no fuera yo mismo.

4 comentarios:

Silvio SALVATICO dijo...

El bosque de Oma de Ibarrola. Un bosque súper poético . Seguro que Celaya conocía bien Oma .

TóTUM REVOLúTUM dijo...

La posesión de algunos bienes materiales proporciona más sinsabores que beneficios. Así que, en lugar de "bienes", deberían llamarse "males".

hAiKu dijo...


Late el cristal.
¿Qué recado nos trae
el verderón?

(RIVERO TARAVILLO)

ORáKULO dijo...

La gran cuestión de la vida es qué hacer con ella.