zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

lunes, 24 de octubre de 2016

Esa mirada incompleta (por Claudia Prado)


El muñeco preferido, de trapo

o de peluche, envejece. Los colores

más lavados, las costuras flojas,

se lo nota desganado en el abrazo.

Un día pierde un ojo. Es difícil

sostener esa mirada

incompleta. Si le faltase

una cosa singular como la boca

lo hubiesen aceptado diferente.

Pero todavía

conserva el brillo de una cuenta

de plástico, ahora sola,

y el otro lado de la cara liso.

El ojo que falta no aparece, no rodó

a ningún rincón, no está

debajo de la cama

donde comprueban,

de paso y con alivio, que no vive

ese espanto de mujer,

la del rostro oculto bajo el pelo.

No, no hay nada brillante

en los rincones, nada oscuro,

solo un poco de pelusa.


3 comentarios:

Tragikomedia dijo...

También las cosas envejecen. Nada se hace más joven con el paso del tiempo. Ni siquiera los peluches. Ni siquiera el mundo inerte desafía al rey Cronos.

hAiKu dijo...

Los pobres libros,
ya poco más que piezas
decorativas.

casa de citas dijo...

Tal vez la vida no nos perteneció
y se fue consumiendo
como todas las cosas que hemos creído nuestras...

(VALVERDE)