zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 9 de diciembre de 2016

Nunca sabrán (por Wallace Stevens)


Los niños que recojan nuestros huesos

nunca sabrán que fueron algún día

ágiles como zorros en el monte;

y que en otoño, tiempo en que las viñas

afilan con su aroma un aire ya afilado,

fueron un ser, respiraban escarcha;

y menos intuirán que con los huesos

dejamos mucho más, como la forma

que aún conservan las cosas, al sentirlas

y al verlas. Nubes primaverales

flotan sobre la casa clausurada

más allá de la puerta y del ventoso

cielo que grita una culta desesperación.

Hace tiempo sabemos que el aspecto

de esa mansión y lo que de ello hablamos

se volvió parte de ella… Los niños,

mientras tejen aureolas de retoños,

hablarán nuestras frases sin saberlo,

dirán de esta mansión que parecía

que su habitante dejó tras marcharse

un espíritu enérgico y austero,

una casa sucia en un mundo reventado,

un jirón de sombra que blanquea

manchado con el oro del sol opulento.


4 comentarios:

Ignatius Reilly dijo...

La rosa de rojos y perfumados pétalos no sabe nada acerca de su negruzca, embarrada y más bien maloliente raíz. Pero sin ella nunca nunca habría brotado.

Anónimo dijo...

Lo mucho o poco bueno que tenemos se lo debemos a los hombres y mujeres buenos del pasado. No todos fueron hítleres y stálines, aunque los buenos casi nunca salgan en los libros de historia.

Círculo Cultural FARONI dijo...

Se tropieza más con las piedras pequeñas que con las grandes rocas.

(proverbio húngaro)

casa de citas dijo...

El mundo entero es un Bilbao más grande.

(UNAMUNO)