zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 29 de diciembre de 2011

Este amor (por Jacques Prévert)

Este amor
Tan violento
Tan frágil
Tan tierno
Tan desesperado
Este amor
Bello como el día
Y malo como el tiempo
Cuando hay mal tiempo
Este amor tan sincero
Este amor tan hermoso
Tan feliz
Tan jovial
Y tan pobrecillo
Trémulo como un chiquillo en la oscuridad
Y tan seguro de sí mismo
Como un hombre tranquilo en lo más hondo de la noche
Este amor que da miedo a los demás
Que los hace hablar
Que los hace palidecer
Este amor acechado
Porque nosotros lo acechamos
Acosado herido pisoteado destrozado negado olvidado
Porque nosotros lo hemos acosado herido pisoteado destrozado negado olvidado
Este amor íntegro
Tan vivo todavía
Y lleno de sol
Es el tuyo
Es el mío
Ese que ha sido
Este algo siempre nuevo
Y que no ha cambiado
Tan verdadero como una planta
Tan tembloroso como un pájaro
Tan cálido tan vivo como el verano
Ambos podemos juntos
Alejarnos y regresar
Olvidarlo
Y después dormirnos
Despertarnos padecer envejecer
Dormirnos de nuevo
Soñar con la muerte
Despertarnos sonreír y reír
Y rejuvenecer
Nuestro amor sigue allí
Obstinado como un borrico
Viviente como el deseo
Cruel como la memoria
Absurdo como el arrepentimiento
Tierno como los recuerdos
Frío como el mármol
Bello como el día
Frágil como un niño
Nuestro amor nos mira sonriendo
Y nos habla sin decir nada
Y yo lo escucho tembloroso
Y grito
Grito por ti
Grito por mí
Y le suplico
Por ti por mí por todos los que se aman
Y los que se han amado
Sí le grito
Por ti por mí y por todos
Los que no conozco
Quédate
Allí donde estás
Allí donde estuviste antes
Quédate
No te muevas
No te vayas
Nosotros los que somos amados
Te hemos olvidado
Pero no nos olvides tú
Sólo te teníamos a ti en el mundo
No permitas que nos volvamos indiferentes
Cada vez mucho más lejos
Y desde donde sea
Danos señales de vida
Mucho más tarde desde el rincón de un bosque
En la selva de la memoria
Surge de repente
Tiéndenos la mano
Y sálvanos

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Otra vez todos los versos empezados por mayusculas. Por quÈ?

zUmO dE pOeSíA dijo...

Anónimo: no sabemos si eres o no el mismo comunicante que en otra ocasión se quejaba de lo mismo, en relación con un poema de Boris Vian. La respuesta de entonces es la que ahora te damos: iniciamos los versos con mayúsculas porque creemos que, igual en este caso concreto que en el ya mencionado, ésa era la intención del autor, y no del editor ni del tipógrafo. Gracias por tu visita y feliz 2012.

ORáKULO dijo...

Nos parece que no tienen sentido las cosas que lo tienen dentro de sí mismas. Los sinsentidos son, en realidad, autosentidos.

tERESA pANZA dijo...

Llenemos la cesta
de lo que no cuesta.

LA PHRASE LAPIDARIA dijo...

El buen profesor crea vocaciones. El mal profesor las destruye.

hAiKu dijo...


Continuamente
lo nimio anteponemos
a lo esencial.

Aldonza Lorenzo dijo...


No hay mayor dificultad que la poca voluntad.

cajón desastre dijo...


En mi cielo interior nunca hubo una sola estrella.

(PESSOA)

Círculo Cultural FARONI dijo...


Por muy dulce que sea tu casa, un mal vecino puede amargártela.

(proverbio árabe)