zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 9 de mayo de 2014

De aquella dulcedumbre (por Miguel Ángel Velasco)


De cuanta mies cernida entre tú y yo,

de cuantos actos de preciso arder,

de fiebre singular, de gloria exacta

señora de su hora,

de aquel reconocerse el doble ausente

en el espejo mudo

del otro, qué gavilla

escasa de reflejos nos alcanza

la lente del recuerdo.

De aquella dulcedumbre de fundirse

solo y sola de gozo

en un cuerpo maestro, torneado

con las ondas sabidas del volver

la sed a su agua toda,

qué poco me retiene

el cuenco de mis lluvias.

Quedó quieto aquel vértigo

que te vi, que me viste, una celdilla

con la miel del amor

cuando nos jaleábamos,

y con todo y con tanto que celaba

la cámara del ámbar, qué tan parco

haz consiente la grieta

abierta en el olvido.

De aquella muchedumbre de los trigos

qué poco le rebosa al corazón

en su vaso de áridos.

4 comentarios:

carlos cay dijo...

El olvido es un pozo que se traga muchas cosas y ni siquiera sabemos por qué engulle unas y otras no. ¿Me engullirás, olvido, o me guardas para la cena?

Círculo Cultural FARONI dijo...


Un corazón en paz ve una fiesta en todas las aldeas.

(proverbio hindú)

hAiKu dijo...


Murió Colón
creyendo que existían
tres continentes.

(CUQUI COVALEDA)

tERESA pANZA dijo...

El que tiene vergüenza ni come ni almuerza.