zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

lunes, 25 de julio de 2011

Como a un solo ser (por Antonio Gamoneda)

A las cinco del día, en el invierno,
mi madre iba hasta el borde de mi cama
y me llamaba por mi nombre
y acariciaba mi rostro hasta despertarme.

Yo salía a la calle y aún no amanecía
y mis ojos parecían endurecerse de frío.

No era justo, aunque era hermoso
ir por las calles y escuchar mis pasos
y sentir la noche de los que dormían
y comprenderlos como a un solo ser,
como si descansaran de la misma existencia,
todos en el mismo sueño.

8 comentarios:

Agridulce dijo...

Cuando yo era pequeña mi padre hacía el chiste, cuando alguien tenía que levantarse muy temprano, de decir "Pero si a esa hora todavía no están puestas las calles". Y yo me lo creía, o sea, imaginaba que había unos señores que cada mañana colocaban y extendían las calles, las plazas, las aceras...

mIcRoRrElAtO dijo...

Me dijo “Eres lo mejor que me ha pasado en la vida”.

Y yo, desconcertado, mirándome hacia dentro, me dije: ¿Yo (esta insignificancia llamada yo) lo mejor que le ha pasado? Pues vaya vida de mierda ha debido tener...

tERESA pANZA dijo...

Reloj, caballo y mujer: tener bueno o no tener

hAiKu dijo...


Tiene el rosal
también hojas y frutos
que nadie mira.

(CUQUI COVALEDA)

Cide Hamete Benengeli dijo...


Si un matrimonio riñe,
no metas paces.
Quien armó la pendencia,
que la desarme.
Que en tales riñas,
con lo que al uno amansas
al otro irritas.

hAiKu dijo...


Cosmopolitas,
intercontinentales
son las cigüeñas.

(CUQUI COVALEDA)

Cide Hamete Benengeli dijo...


Mi corazón se abrasa
y no sale humo;
esto sí que es quemarse
con disimulo.

Dimes Y Diretes dijo...



Cada uno muestra lo que es en los amigos que tiene.

(GRACIÁN)