zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

sábado, 16 de diciembre de 2017

Sin que nadie se entere (por Juan Carlos Bayona)



Hay pájaros que mueren sin que nadie se entere

La pendiente de las tejas los arrastra

a un lecho de metal oscuro y frío

y allí se van quedando quietos

bajo una lluvia que les recuerda el cielo


¿Quién se acuerda de ellos?

Quizás los árboles en la noche, los pregunten

o tal vez el aire los eche de menos

Porque nosotros

nosotros no extrañamos nada que no haya sido nuestro



4 comentarios:

Pablo M dijo...

No echamos de menos lo que por completo ignoramos. Nadie echaba de menos la TV en la Edad Media. Nadie echaba en falta a internet en el siglo XVII. Por ejemplo.

¿Cuántas cosas no echamos de menos porque ni siquiera intuimos que pudieran -que podrían- existir?

Ignatius Reilly dijo...

Sin darles tiempo de llegar hasta el lecho,



una vez afianzada la puerta de la casa,



se amarían ruidosos, jadeantes, salvajes.



No sabían entonces lo difícil que más tarde sería



abrir la cerradura con la llave oxidada del cansancio.



(HILARIO BARRERO)

ORáKULO dijo...

A menudo las consecuencias duran más que las causas.

Fuego de palabras dijo...

Alguien, yo, arrodillada: rasgué mis vestiduras
y colmé de cenizas mi cabeza.
Lloro por esa patria que no he tenido nunca,
la patria que edifica la angustia en el desierto
cuando humean los granos de arena al mediodía.
Porque yo soy de aquellos desterrados
para quienes el pan de su mesa es ajeno
y su lecho una inmensa llanura abandonada
y toda voz humana una lengua extranjera.

Porque yo soy el éxodo.

(ROSARIO CASTELLANOS)