zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 21 de junio de 2011

Entre dos formas de asfixia (por José Emilio Pacheco)

En el último río de la ciudad, por error
o incongruencia fantasmagórica, vi
de repente un pez casi muerto. Boqueaba
envenenado por el agua inmunda, letal
como el aire nuestro. Qué frenesí
el de sus labios redondos,
el cero móvil de su boca.
Tal vez la nada
o la palabra inexpresable,
la última voz
de la naturaleza en el valle.
Para él no había salvación
sino escoger entre dos formas de asfixia.
Y no me deja en paz la doble agonía,
el suplicio del agua y su habitante.
Su mirada doliente en mí,
su voluntad de ser escuchado,
su irrevocable sentencia.
Nunca sabré lo que intentaba decirme
el pez sin voz que sólo hablaba el idioma
omnipotente de nuestra madre la muerte.

5 comentarios:

hAiKu dijo...

Pinta en el coche
sucio de su vecina
un corazón.

tERESA pANZA dijo...


Buena es la nieve que a su tiempo viene.

Círculo Cultural FARONI dijo...


Da más trabajo hacerlo mal, porque hay que hacerlo dos veces.

(proverbio griego)

Círculo Cultural FARONI dijo...


La sequía mata las plantas, pero demasiada agua también.

(proverbio de Zambia)

Ignatius Reilly dijo...

Gritamos invocando el pasado, invocando un pasado que jamás existió.

(GIL DE BIEDMA)