zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

jueves, 6 de abril de 2017

Y la muerte no tendrá dominio (por Dylan Thomas)



Y la muerte no tendrá dominio.
Los desnudos muertos serán uno
con el hombre en el viento y la luna del poniente;
cuando sus huesos sean descarnados y los descarnados huesos
se consuman,
en el codo y el pie tendrán estrellas;
aunque se vuelvan locos estarán cuerdos,
aunque se hundan en los mares se volverán a levantar;
aunque se pierdan los amantes, no se perderá el amor,
y la muerte no tendrá dominio.

Y la muerte no tendrá dominio.
Los que yacen hace tiempo en los recodos bajo el mar
no morirán ahí en vano;
retorcidos en los potros de tormento cuando cedan los tendones,
atados a una rueda de tortura, aun así no serán despedazados;
la fe en sus manos se partirá en dos
y los males los atravesarán como unicornios;
cuando todos los cabos estén rotos, ellos no se partirán;
y la muerte no tendrá dominio.

Y la muerte no tendrá dominio.
No pueden gritar más en sus oídos las gaviotas
ni romper ruidosas las olas en la playa;
donde surgió una flor, otra no podrá
alzar su cabeza a los golpes de la lluvia;
aunque estén locos y muertos como clavos,
sus cabezas se hundirán entre margaritas;
irrumpirán al sol hasta que el sol se hunda,
y la muerte no tendrá dominio.



4 comentarios:

Pablo M dijo...

De momento la muerte no rige pues sigue floreciendo exhuberante la vida en la Tierra, pero todos los seres vivos han pasado y pasarán por el estado muerte. Los genes se sirven de cuerpos instrumentales. Los huevos ponen otros huevos y para ello se sirven de la herramienta-gallina. Somos lacayos de los cromosomas, que nos parasitan para persistir en otros cuerpos, y es a ese hospedaje o alojamiento transitorio que llamamos vida. Pero no importa: saquemos el jugo y el fruto: JUGuemos y disFRUTemos de la experiencia. Son unas pocas décadas, no más que eso. Yo, por lo demás (como Espriu), no le tengo miedo a LA BUENA TIERRA.

hAiKu dijo...

Toda verdad
es a lo sumo un trozo
de la verdad.

(RAFAEL BALDAYA)

Cide Hamete Benengeli dijo...

De niño fui monaguillo,
de muchacho sacristán,
y ahora, por fin, campanero.
¡Qué carrera más triunfal!

ORáKULO dijo...

Quien busca la felicidad fuera de sí es como un caracol que camina en busca de su casa.