zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 27 de junio de 2017

Y un verde escalofrío (por Emily Dickinson)


Un viento vino como un toque de corneta

temblaba por las hierbas

y un verde escalofrío atravesó

el calor, tan siniestro

que atrancamos las puertas y ventanas

como huyendo de espectros de esmeralda

La eléctrica serpiente de la fatalidad

pasó ese mismo instante


sobre una extraña turba de jadeantes árboles

y volaron las vallas

y los ríos junto a las casas

miraron a los vivos — ese día —

La campana en su exaltada torre

pregonó por el aire las noticias

Es tanto lo que puede llegar

y tanto lo que puede irse,

y aun así el mundo continúa



5 comentarios:

Pablo M dijo...

La vida es muy larga y a la vez muy corta. Vidas las nuestras que brillan (de sol y grana), y bajo el cielo azul vuelan para después temblar súbitamente y quebrarse. Como pompas o burbujas que se fracturan y rompen. Pero no hay gran problema: el niño o Niño, en su inocente juego, sigue fabricándolas (fabricándonos).

TóTUM REVOLÙTUM dijo...

Llegará un día en que nada de nosotros, nada de lo nuestro, tendrá explicación.

ORáKULO dijo...

Cuando la pasión acaba, se nos aparece todo lo que no dejaba ver.

hAiKu dijo...

Cuando me muera,
nación, género o raza
no tendré ya.

(RAFAEL BALDAYA)

ORáKULO dijo...

Hasta a morir hay que aprender.