zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

viernes, 2 de septiembre de 2011

El guardián del hielo (por José Watanabe)

Y coincidimos en el terral
el heladero con su carretilla averiada
y yo
que corría tras los pájaros huidos del fuego
de la zafra.
También coincidió el sol.
En esa situación cómo negarse a un favor llano:
el heladero me pidió cuidar su efímero hielo.
Oh cuidar lo fugaz bajo el sol…
El hielo empezó a derretirse
bajo mi sombra, tan desesperada
como inútil.
Diluyéndose
dibujaba seres esbeltos y primordiales
que sólo un instante tenían firmeza de cristal de cuarzo
y enseguida eran formas puras
como de montaña o planeta
que se devasta.
No se puede amar lo que tan rápido fuga.
Ama rápido, me dijo el sol.
Y así aprendí, en su ardiente y perverso reino,
a cumplir con la vida:
yo soy el guardián del hielo.

11 comentarios:

Caeiro dijo...

O no lo he entendido, o somos al mismo tiempo los guardianes y el hielo que se derrite y apenas puede guardarse.

Anónimo dijo...

Y si no se puede alargar ese derretimiento, al menos hay que intentar ensancharlo

casa de citas dijo...

Preferiría reventar como un perro antes que meterle un segundo de prisa a una frase mía que no esté madura.

(FLAUBERT)

Uy lo que ha dicho dijo...

Dejad que lo parezca hasta que lo sea.

(GOETHE)

Cide Hamete Benengeli dijo...

Los enemigos del alma
me dijeron que eran tres;
y yo digo que son cuatro
si se cuenta a la mujer.

Anónimo dijo...

Hoy olvide amar
Es el día más feliz de mi vida
Hoy solo pensare en mí
El sufrimiento del otro es nada
Dejaré que solo sea yo
Jamás tuve tanta racionalidad
Mañana no existirán lágrimas
La vida ríe, al que ríe sin parar.

Han pasado 20 años de lo ayer
Un día como hoy no mire atrás
Un día como hoy murió mi madre
Cambie su sonrisa por alegorías
Sus abrazos por el prado verde sin fin
La llore desde el rincón del fondo negro
Un día como hoy murió mi padre
Que desde su indiferencia aun me amaba
Un día como hoy murió mi hija
Solo quería un beso de mis labios profanos
Hoy nuevamente aprendí amar: La muerte
El cálido viento sopla al pie acantilado
Hoy es el mejor día de mi vida
Hoy olvide amar.
Tú lo has hecho….

casa de citas dijo...


Rara vez suelen juntarse las gentes ocupadas en la misma profesión u oficio, aunque sólo sea para distraerse o divertirse, sin que la conversación gire en torno a una conspiración contra el público o alguna maquinación para elevar los precios.

(SMITH)

ORáKULO dijo...

Dichoso aquél cuyo trabajo le cansa, pero no le aburre.

cajón desastre dijo...


Estamos vivos porque muchas personas han hecho lo necesario para que no estemos muertos.


(RAMÓN EDER)

Dimes Y Diretes dijo...


El amor no revoca la soledad. La perfecciona. Le abre todo el espacio para arder. El amor no es nada más que esta quemadura, como en lo blanco de una llama.

(CHRISTIAN BOBIN)

TóTUM REVOLùTUM dijo...

Toda idea falsa acaba con sangre, pero se trata siempre de la sangre de los demás.

(CAMUS)