zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

martes, 17 de enero de 2017

Cráneo de tigre (por Charles Tomlinson)



Congelado en una mueca, todo amenaza cavernosa,

el ataque sigue siendo su único fin todavía:

tómalo con las manos, y te enseñará la fuerza

del empuje que al matar llevaría.


La mente se casa demasiado pronto con una media verdad. Este caparazón

está vaciado de la memoria saciada de su propia paz,

de su reposo bestial y de su orgullo relajado,

bajo la calma del sol y de las hojas.


Donde ser tigre es

moverse a través del terreno incierto con flexible paso:

qué poco esta pura y armada boca puede decir

de la bestia viviente.



2 comentarios:

Pablo M dijo...

Las mismas fauces
para devorar presas y
para lamer a sus crías
las mismas fauces

Anónimo dijo...

El tigre caza y come ciervos como la rosa se nutre de sustancias minerales. Las garras y dientes del tigre equivalen a las raíces de una planta. Lo siento mucho: La vida es así, no la he inventado yo.