zUmO dE pOeSíA

zUmO dE pOeSíA
de todos los colores, de todos los sabores

ALEATORIUM: Saca un poema de nuestro almacén

Ver una entrada al azar

sábado, 3 de octubre de 2015

Teléfono (por Vicente Huidobro)


HILOS TELEFÓNICOS
CAMINO DE LAS PALABRAS

Y de noche
violín de la luna

UNA VOZ

Una montaña
ha surgido ante mí
Lo que espera detrás
busca su camino

DOS LUGARES
DOS OREJAS

Una larga ruta por recorrer

Palabras
a lo largo de tu cabello
Una ha caído al agua

ALLO

ALLO


4 comentarios:

Agridulce dijo...

Hace muy poco que podemos hablarnos sin vernos la cara. Poco más de un siglo. Antes había escritura postal, pero no palabra oral pronunciada sin contacto o cercanía física. Y hay cosas que sólo deberíamos permitirnos decir (decirnos) frente a frente, cara a cara, tu boca frente a mi boca.

F. Rilke Amate dijo...

Agri:
Languidecía en mi estudio de París cuando me invitó mi amiga Marie von Thurn und Taxis a pasar con ella unos meses en el castillo del Duino, bien cerca del triste Trieste. En mayo de 1912 hice las maletas y me alejé de las faldas protectoras de Marie. Aquello no funcionaba, estaba seco, no era capaz de escribir nada decente. Después fui a España y visité Sevilla. Pero fue Toledo la que me cautivó. 
Luego vinieron las cartas de Benvenuta. Cada día intercambiaba con ella varias cartas perfumadas y el mejor papel de hilo de Malinas supo de la humedad de las lágrimas amantes. Duró justo un mes aquél tráfago, arrebatado unas veces, sosegado y melancólico las otras, siempre frisando la estancia de las palabras sublimes, de los sentires inefables.
Y a cabo de treinta días nos vimos cara a cara... Algo se descompuso en el sutil engranaje de nuestros corazones y partimos -yo alicaído, ella con una extraña obstinación en la mirada- en direcciones opuestas. Nunca más supimos el uno del otro. Volví a refugiarme en el Duino y hallé la dulce conmiseración de Maríe.
Que nada, Agri; que para evitarse sustos de ultima hora nada mejor que verse el careto desde el principio. Y sobre todo, besarse pronto.

Anónimo dijo...

Y si la voz de la radio te enamoras, mejor que no te acerques a la emisora.

Círculo Cultural FARONI dijo...

Nunca, nunca ruge el volcán, hasta que ruge.

(proverbio hawaiano)